La revolución de la IA, ¿es necesario tener un profesor nativo para aprender un idioma hoy en día?

La IA supera a la mayoría de los profesores en la comprensión del significado del lenguaje, pero son los humanos los que hacen que el lenguaje tenga sentido.

White breaker DWhite breaker D

La revolución de la IA, ¿es necesario tener un profesor nativo para aprender un idioma hoy en día?

La IA supera a la mayoría de los profesores en la comprensión del significado del lenguaje, pero son los humanos los que hacen que el lenguaje tenga sentido.

Compartir artículo:

La IA ya está potenciando el aprendizaje de idiomas

Basta con echar un vistazo a las decenas de millones de suscriptores de aplicaciones de bienestar como Strava y Sleep Cycle, que registran el recuento de pasos y las horas de sueño, para saber que cuando se trata de alcanzar nuestros objetivos, queremos datos. El aprendizaje de idiomas no es una excepción.

Por primera vez en el aprendizaje de idiomas, la IA puede utilizarse para recopilar datos sobre el habla de los estudiantes en tiempo real. Hasta hace poco, sólo era posible analizar el lenguaje de las personas a partir de actividades de autoaprendizaje, pero existía una caja negra en torno al habla orgánica y conversacional. Ahora, la IA puede proporcionarnos estos conocimientos, siempre que se tenga acceso a los datos adecuados.

Y ahí es donde EF Education First es una empresa única, ya que imparte más de 5.000 horas de clases en línea al día. Cuando se conecta a un conjunto de datos de esta envergadura, la IA puede identificar los puntos fuertes y las áreas de mejora de los alumnos, medir quién habla más y quién se queda atrás en las clases en grupo y señalar los "incidentes críticos de aprendizaje", es decir, "los momentos en los que un alumno entiende algo de repente", explica el Dr. David Bish, Director de Asuntos Académicos de Hult EF Corporate Education, la rama B2B de EF Education First.

Utilizamos la IA para potenciar nuestro superpoder humano.

Tim Hesse, Vicepresidente de Inteligencia Artificial y Análisis de EF EdTech

También controla el lenguaje de los profesores, lo que supone otro nivel de garantía de calidad para los proveedores de formación. Analizar el flujo de las lecciones permite al equipo EdTech de EF "optimizar nuestro contenido, para que podamos ofrecer lecciones cada vez mejores", dice Tim Hesse, vicepresidente de AI & Analytics en EF EdTech. “Usamos la IA para potenciar nuestro superpoder humano".

Para los propios profesores, la IA está suponiendo un enorme ahorro de tiempo al acelerar procesos como la planificación y corrección de las clases. Un ejemplo de uso de la IA en la corrección es EFSET 360, una prueba de idiomas pionera que evalúa la lectura, la escritura, la expresión oral y la comprensión auditiva. Normalmente, los profesores tardarían dos días en entregar los resultados, pero con EFSET 360 la respuesta es inmediata.

Tim Ackroyd, Vicepresidente de Creatividad y Diseño de EF EdTech, destaca el potencial de la IA para personalizar las lecciones, "de modo que los contenidos sean más relevantes y memorables para cada alumno". Identifica más oportunidades fuera del aula. Es bien sabido que la forma más eficaz de mejorar la expresión oral -la habilidad número uno que los estudiantes quieren trabajar- es participar realmente en conversaciones, ya sea en una clase o en el mundo real. “Ahora tenemos herramientas de IA que se parecen mucho a hablar con un humano”, parte de lo que Ackroyd llama una "evolución del autoaprendizaje" impulsada por la IA.

En conjunto, la IA está enriqueciendo el autoaprendizaje y permitiendo a los profesores impartir clases aún más centradas en el alumno. Si a esto le añadimos la comodidad de la disponibilidad 24/7, su papel dentro y fuera del aula queda sellado.

¿Un conjunto de datos perfectamente imperfecto?

La IA es capaz de dominar cualquier cosa basada en reglas, así que podría decirse que puede dominar cualquier lengua. Pero el lenguaje no es fijo. Refleja nuestra cultura y evoluciona con el tiempo: por eso los estadounidenses dicen "fall" y los británicos "autumn", y por eso el inglés de Shakespeare suena tan distinto del que hablamos hoy. Por su propia naturaleza, el lenguaje está en constante cambio, es un proceso humano. ¿Puede la inteligencia artificial captar toda esa gama de matices?

En opinión de Hesse, absolutamente. “OpenAI [la empresa detrás de ChatGPT], Google y otros grandes actores son realmente increíbles porque sus modelos se entrenan con un conjunto de datos enorme de lo que está disponible públicamente, con una enorme variación de lenguaje escrito y hablado.

Podemos analizar cientos de miles de horas de nuestro propio audio.

Tim Hesse, Vicepresidente de Inteligencia Artificial y Análisis de EF EdTech

Estos potentes sistemas pueden entonces entrenarse para evaluar las capacidades de los estudiantes con un alto nivel de detalle, porque podemos analizar cientos de miles de horas de grabaciones" . 200.000 lecciones grabadas en EF, para ser exactos: el mayor conjunto de datos de audio de estudiantes de inglés. Y como procede de alumnos, "es imperfecto, así que lo comparamos con este enorme volumen de lenguage para ayudar a los estudientes a entender sus fortalezas y debilidades frente a hablantes nativos".

El otro aspecto interesante es la equidad geográfica,” dice Hesse. Aunque los niveles definidos por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas [MCER] son muy amplios, la IA nos permite ver un panorama más granular. “Lo que significa fluidez en una región es diferente de lo que significa en otra, así que podemos comparar a estudiantes de China, Brasil o Suecia, por ejemplo, con los de su misma región".

Seis formas en que la IA está potenciando el aprendizaje de idiomas:

  1. Control del discurso durante las clases para señalar los momentos clave del aprendizaje

  2. Juegos de rol interactivos para el autoaprendizaje de los alumnos

  3. Evaluación comparativa de los estudiantes con otras personas de su región

  4. students against other speakers in their region

  5. EF Hello utiliza un chatbot basado en inteligencia artificial para ayudar a los estudiantes

  6. Ayuda a los profesores a generar contenidos personalizados para las clases

  7. Garantizar la calidad de los profesores

Pero incluso con estas posibilidades, no sólo hay que tener en cuenta el vocabulario y la gramática cuando hablamos de idiomas. ¿Qué hay de los gestos y las expresiones faciales que tienen significados distintos en lugares diferentes? ¿Y las actitudes sociolingüísticas, es decir, el hecho de que nuestra elección de palabras, gramática y pronunciación puede revelar distintas facetas de nuestra identidad, como la edad, el sexo o el nivel socioeconómico? Estos elementos tácitos están integrados en nuestra comunicación y varían de una lengua a otra, incluso de una región a otra.

En palabras de Bish, "un robot no tiene pasaporte ni legado cultural" – las personas siguen siendo dueñas de los aspectos culturales y comunitarios de la comunicación. “Los estudiantes nos dicen una y otra vez que quieren estar en una clase con gente de todo el mundo, para que sea como estar en una reunión internacional. Quieren practicar en el contexto real del trabajo".

La IA puede ser competente, pero nunca ha tenido que aprender como un ser humano.

La IA es capaz de absorber patrones lingüísticos sin dormir, lo que significa que no ha experimentado el arduo proceso de aprender realmente un idioma. Esto es algo que los profesores que han adquirido una segunda lengua pueden compartir auténticamente con los alumnos, incluso más que los hablantes "nativos".

El aprendizaje de idiomas es un proceso complicado” dice Bish. “Hay que cambiar comportamientos y personalidad hasta cierto punto – ser más audaz. Los alumnos necesitan un entorno en el que se sientan seguros para asumir riesgos.” Y eso requiere inteligencia emocional: la capacidad de interpretar gestos, expresiones y otros pequeños comportamientos.

Lo que la IA puede ofrecer a los estudiantes es "un espacio seguro para ganar confianza antes de entrar en clase,", dice Ackroyd. “Creo que tener claro cuándo se interactúa con IA y cuándo con un humano es realmente importante”. 

La IA funciona mejor cuando ayuda a los profesores, dice Bish. “En las clases de idiomas, damos primacía a la interacción humana, que sabemos por la investigación que es como realmente aprende la gente" . Lejos de sustituir a los humanos, “en realidad necesitamos más profesores porque ahí es donde está la demanda: clases individuales y ese punto de contacto elevado con los profesores”.  

En última instancia, “se trata de un proceso social " en el que los profesores gestionan las expectativas, ofrecen feedback y establecen la confianza. “Mantenemos conversaciones de tres minutos con la IA, pero ni se nos ocurría que controlara la clase" dice Bish. “La IA puede detectar lo que un alumno está haciendo mal, por eso debe combinarse con la habilidad pedagógica" .  

Esa habilidad es la diferencia entre saber si un alumno necesita una palabra de ánimo o un poco de espacio para resolver algo por sí mismo. Como un copiloto eficiente, "La IA está ayudando a los profesores a conseguir el contenido justo en el momento adecuado para potenciar el aprendizaje, y luego se hace a un lado para que el profesional haga lo suyo.”  

El poder de la responsabilidad

Esto no significa que el papel de la IA termine con la gramática y el vocabulario. “Nos hemos dado cuenta de que los alumnos no siempre están conectados entre clase y clase ” dice Bish. Cuando el camino hacia la competencia no es lineal, es difícil mantener la motivación.

Aquí es donde puede intervenir la IA. Los sistemas de IA de EF son capaces de generar datos detallados sobre las competencias lingüísticas de las personas, desde la gramática hasta la confianza, basándose en su rendimiento durante las clases online inmersivas. “Ayudar a los estudiantes a ver pequeños incrementos en el progreso es realmente importante, para demostrar regularmente cómo sus esfuerzos están dando sus frutos” dice Ackroyd. Estos resultados pueden ayudar mucho a los estudiantes a comprender su rendimiento y los efectos de sus conductas de estudio.

Y al igual que tener un compañero de carrera, la responsabilidad ayuda mucho. “En una investigación reciente descubrimos que si tienes una clase con una persona, es más probable que acudas a esa cita que a una clase con la IA, y es evidente, ya que no quieres quedar mal con esa persona”, dice Bish. “Esa relación social afectiva es en realidad lo que hace que el aprendizaje de idiomas funcione: es integral".

Todas los artículos

Woman smiling looking at computer with headphones on

Investigación y liderazgo intelectual

La IA sigue avanzando: las pruebas adaptativas están cambiando la forma de medir el dominio de idiomas

Leer más
Conversation between two people image

Investigación y liderazgo intelectual

La omnipresencia del inglés en el lugar de trabajo: ¿Un problema de DEIB?

Leer más
Sanjay Rishi

Investigación y liderazgo intelectual

¿Cómo impacta el entrenamiento en idiomas en DEIB en tu lugar de trabajo? Escucha a un experto en Diversidad e Inclusión de Roche

Leer más

Estamos aquí para ayudar.

Nuestro equipo de expertos está listo para ayudarte. Contacta con nosotros.

Contáctanos

Completa nuestro formulario para que nos pongamos en contacto

Close

Completa nuestro formulario para que nos pongamos en contacto contigo lo antes posible

Contáctanos

Datos personales

+1

Detalles de la empresa

¿Tienes alguna duda con la que te gustaría que te ayudaramos?

¿Cómo ha conocido Hult EF Corporate Education?

*

Llámanos

+34 919 15 55 35